Manejo de las gafas nasales de alto flujo

¿ Qué ventajas aporta la utilización de GNAF ? 

  • El flujo suministrado cubre la demanda inspiratoria del paciente y no se diluye con el aire ambiental proporcionando una FiO2 exacta. 

Como vemos en los siguientes gráficos, a modo de ejemplo, si tenemos a un paciente cuyo pico máximo inspiratorio es de 50lx´, si utilizamos unas gafas nasales convencionales a 5lx´es cierto que esos 5 litros que nosotros le abrimos al caudalímetro son de oxigeno puro,o sea al 100% de FiO2. Hay que tener en cuenta que existen 45lx´de diferencia entre lo que aportamos con las gafas y lo que el paciente necesita, con lo que esa cantidad restante de flujo se toma del aire ambiente, que no olvidemos que tiene una FiO2 del 21% por lo que estamos diluyendo esos 5lx´de oxígeno puro.

Si por el contrario utilizamos una terapia de alto flujo, cubrimos toda la demanda inspiratoria que necesita nuestro paciente aportándole la FiO2 exacta que nosotros queremos al no diluirse nada con el aire ambiente.

  • El mayor confort en comparación con las ventimask o la VMNI ayuda en el cumplimiento terapéutico posibilitando acciones como comer o beber sin tener que interrumpir el aporte de oxígeno.
  • Se produce un lavado del CO2 exhalado que queda atrapado en la vía aérea superior, con lo que se forma un reservorio de gas fresco que minimiza los efectos de espacio muerto.
  • Disminuye el trabajo respiratorio al ayudar a vencer las resistencias de la vía aérea superior.
  • Al ofrecer resistencia en contra del flujo espiratorio deja un remanente de aire que ofrece una PEEP, más notable con la boca cerrada.

¿Cuándo se emplean?

Sus indicaciones son:

  • Insuficiencia respiratoria hipoxémica
  • Apoyo tras extubaciones
  • Apneas
  • Como aporte en procedimientos invasivos ( fibrobroncoscopia )
  • Preoxigenación en intubación endotraqueal
  • Complemento en VMNI

Bajo flujo vs alto flujo

BAJO FLUJOALTO FLUJO
No proporcionan el volumen minuto que demanda el pacienteAporta el flujo inspiratorio máximo pudiendo sobrepasar los 40lx`
La FiO2 depende del patrón respiratorioProporciona FiO2 fija
Gafas nasales convencionales / Mascarilla con reservorioGNAF / Ventimask

Por lo general, un sistema de bajo flujo debe utilizarse idealmente si el volumen corriente del paciente está entre 300 y 700 ml y la frecuencia respiratoria es inferior a 25 por minuto, sin lo que no se puede medir la FiO2 entregada, la cual será menor al diluirse el oxígeno aportado con el aire ambiental.

¿ Por qué se añade humedad y temperatura ?

El aire caliente admite más cantidad de vapor de agua que el aire frío por lo que se eleva su temperatura con un mecanismo calefactor y se humedece con agua esteril para llevarlo al 95-100% de humedad relativa antes de que entre en las vías respiratorias. Esto evita las complicaciones que se pueden dar si se administra aire seco y frío, como por ejemplo una respuesta broncoconstrictora o la descamación mucociliar.

Está demostrado que la mayor temperatura y humedad del aire mejoran la tolerancia y facilita el aclaramiento mucociliar, ayudando a la higiene bronquial. Además también mejora la compliance y elasticidad del tejido pulmonar.

Es importante evitar la condensación ajustando la temperatura en los circuitos, ya que se puede colonizar por microorganismos que terminen provocando una infección. Los sistemas de tubuladuras que tienen calefacción propia hacen que sea más difícil llegar al punto de condensación minimizando los riesgos que esto supone.

¿Cómo funcionan y que necesitamos para comenzar?

Como bien sabemos, el oxígeno de nuestros hospitales se almacena en unos contenedores a presión alta, lo que nos garantiza poder utilizar flujos altos cuando abrimos un caudalímetro ( instrumento que mide flujos ) El caudalímetro de la imagen puede proporcionar un flujo máximo de 15 litros por minuto.

Esta cantidad de flujo no es suficiente para terapias con flujos elevados por lo que nuestro aparato de referencia para la explicación del funcionamiento posee dos caudalímetros: uno de 0-15 lx´ y otro de 15-70 lx´. En otros aparatos ( pej. V60+ ) no regulamos manualmente el flujo de oxígeno a través de un caudalímetro, sino que ya lo hace la propia máquina automáticamente.

Además de oxígeno también disponemos de almacenamiento de aire ambiente a presión, según el mismo principio. Pero no todos los aparatos, sean ventiladores mecánicos, etc.. utilizan el aire comprimido de la red de nuestro hospital, algunos llevan instalados una turbina que comprime el aire ambiente que los rodea.

Tanto el almacenamiento del oxígeno a presión como la utilización de una turbina ( en este caso) para comprimir el aire ambiente, nos posibilita tener la base para aplicar la terapia de alto flujo.

Entoces, necesitaremos un aparato que haga una mezcla de oxígeno y aire, que tenga un mecanismo para calentar y humedecer esta mezcla, y que conduzca el aire por un sistema calefactado ( a ser posible ) para evitar la condensación hacia la vía aérea superior del paciente mediante una interfase.

Después del montaje solo queda conectar la interfase ( las gafas nasales ) al extremo distal de la tubuladura. La parte que entra en contacto con el paciente suele ser de silicona para que sea lo más confortable posible. Se ajusta el tamaño ( hay varias tallas ) según la anatomía de nuestro paciente. Vienen en un set aparte de las tubuladuras.

¿Qué parámetros hay que programar?

Una vez tengamos todo montado toca encender el aparato y programar los parámetros en la pantalla para empezar con la terapia de alto flujo. 

Vamos a programar:

  • El flujo de la mezcla que se entregará. Este debe de ser lo suficiente para que cubra las demandas del paciente y no demasiado como para causar disconfort o yatrogenia.
  • La FiO2 que queremos que lleve la mezcla. Este aparato que mostramos en las fotos tiene instalado un software en el que a medida que modificamos la FiO2 nos dice que variemos manualmente los litros por minuto de oxígeno en el caudalímetro. En otros modelos es el propio aparato el que regula el flujo de oxígeno puro.
  • La temperatura. Para garantizar una buena humidificación del aire se recomienda que la temperatura en la cámara no sea inferior a 33 grados. La temperatura distal tras atravesar el sistema de tubos calefactado ( en el modelo de nuestras fotos ) se aproximará a la temperatura del paciente. Ten en cuenta que la condensación se produce cuanta más diferencia de temperatura existe entre el aire caliente y húmedo que suministramos y el interior del tubo que va hacia el paciente, por este motivo el tubo se calienta por dentro. Un buen punto de partida es comenzar con temperatura de cámara a 34 grados y una temperatura distal de 37 grados.

Consejos y recomendaciones

  • Vigila la aparición de úlceras por decúbito,  ya que su aparición disminuye la tolerancia.
  • Atentos a las lesiones de la mucosa por empleo de flujos excesivos
  • Deja las tubuladuras en una posición más baja que la cara del paciente, para que si hay agua en el circuito no vaya hacia él.
  • Escoge bien la talla de las gafas nasales para garantizar que no se interrumpirá el flujo por problemas de presión.
  • Pregunta siempre al paciente si está confortable y si le molesta la temperatura del aire.

5 comentarios en “Manejo de las gafas nasales de alto flujo

  • Ana

    Se me ocurre una duda, quizá lo que digo sea pura ignorancia, pero crees que podría tener algún uso en unos cuidados paliativos? No en una situación de últimos días, obviamente, pero en aquellas personas con afectación pulmonar avanzada, que aunque están en fases finales no son próximas, y que no consiguen hacer vida sin un ventimask a 15lpm, que les limita enormemente, tendría alguna aplicación aquí?? O sólo está indicado en críticos o intermedios de Neumología?

    • Enfermería Intensiva Top

      Hola, que buena pregunta! En los pacientes paliativos el control de síntomas es el principal objetivo, entre ellos la disnea. Los opioides son pilar fundamental en el tratamiento para aliviar dolor pero también disnea. Las ventimask son sistemas de alto flujo y se utilizan en estos pacientes para aliviar la fatiga respiratoria. La naturaleza de la disnea será factor a tener en cuenta pero lo que dices, bajo nuestra escasísima experiencia con estos pacientes, es muy acertado. Gracias por tu pregunta!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.