MODOS VENTILATORIOS. PRIMERA PARTE

INTRODUCCIÓN

A raíz de todos los avances tecnológicos que han tenido lugar desde la primera vez que se intentó suplir parte de las funciones del aparato respiratorio, se han ido desarrollando nuevos ventiladores mecánicos a un ritmo vertiginoso con multitud de mejoras año tras año. Todas estas mejoras, cuyo único fin es facilitar la interacción del ventilador con el paciente a fin de proporcionar una perfecta sincronía y minimizar los efectos secundarios, suponen un aumento en las funcionalidades que permite cada ventilador, abarcando un amplio abanico desde los más sencillos hasta los más complicados. 

Desde nuestro punto de vista existe un gran problema junto con la existencia de, cada vez, más modelos de ventiladores mecánicos, y es que cada casa comercial utiliza su nomenclatura para definir los diferentes modos ventilatorios.

Es frecuente que en cada Unidad de Cuidados Críticos no exista solo un modelo de ventilador. Trataremos de enseñarte cómo diferenciar los modos ventilatorios aunque en la pantalla de tu ventilador veas demasiadas letras y signos que muchas veces dan lugar a confusión.

DIFERENTES MODOS PARA DIFERENTES SITUACIONES

Cada paciente que ingresa en la UCI o Reanimación de un hospital es diferente al anterior, pero también es cierto que pasan por situaciones parecidas desde el punto de vista ventilatorio. 

Cuando la situación lo precisa, será necesario tener a los pacientes con un nivel de sedoanalgesia elevado e incluso paralizados por el uso de relajantes musculares. En esta situación el estímulo que nace en el centro respiratorio, no llegará al diafragma y no se producirá la expansión de la caja torácica.

Por otra parte, y digámoslo así, en el otro extremo, tenemos a los pacientes que van mejorando y a los que se puede plantear retirar el soporte ventilatorio. Estos pacientes están despiertos, puede ser que tengan cierta debilidad muscular tras un largo período en ventilación mecánica pero tienen su estímulo respiratorio íntegro.

Estos son dos extremos desde el punto de vista ventilatorio en donde tendremos que adaptar el ventilador a las demandas del paciente.

Por un lado, para el paciente sedoanalgesiado y relajado ( o no ) hasta el punto de suprimir el estímulo ventilatorio, necesitamos que el ventilador haga la mayor parte del trabajo optando en este caso por un modo asistido/controlado.

Por el contrario, si el paciente está lo suficientemente despierto como para que su estímulo nervioso que va al diafragma lo haga con una frecuencia y “potencia” adecuada podremos elegir una modalidad en la que este haga la mayor parte del trabajo ofreciéndole una cantidad determinada de ayuda que podremos modificar ( p.ej: una presión de soporte )

Entre ambos extremos existe un punto medio en el que podremos garantizar una mínima ventilación asistidocontrolada y además dejamos cierta libertad al paciente para realizar inspiraciones espontáneas ( p.ej: modo SIMV ) 

¿ CUAL ES LA DIFERENCIA ENTRE VENTILACIÓN CONTROLADA Y ASISTIDA ? EL TRIGGER

Actualmente estos conceptos se integran en uno solo ( ventilacion A/C ) en lo que a modos ventilatorios se refiere, ya que actualmente no se utilizan modos puramente controlados, únicamente en algunos ventiladores antiguos y ciertos modelos de transporte.

Cuando nosotros tratamos a un paciente que está profundamente sedoanalgesiado, aún en este estado puede que genere algún estímulo aislado. Hoy en día todos los ventiladores mecánicos se fabrican con un “detector” de estímulo ventilatorio, es lo que llamamos trigger.

El trigger, como hemos dicho, detecta si el paciente hace esfuerzo inspiratorio. Es modificable y se puede programar de manera que sea más o menos sensible. Podemos modificarlo para que detecte caídas de presión en el sistema ( trigger por presión), o variaciones de flujo ( trigger por flujo) entre las ramas inspiratoria y espiratoria ( entre las dos ramas hay un flujo continuo de base )  Asiste los intentos de inspiración, de ahí el nombre de ventilación asistida. Mejora la sincronía y evita el “desacople” al adaptar los esfuerzos del paciente y no hacerlos “inútiles”

Los ventiladores mecánicos antiguos no tenían trigger y las ventilaciones eran totalmente controladas. Aunque existiese algún estímulo por parte del paciente la máquina no comenzaba la inspiración.

Ventilador de transporte sin trigger

En la siguiente entrega veremos el modo controlado por volumen y los parámetros programables. Hasta la próxima!

4 comentarios en “MODOS VENTILATORIOS. PRIMERA PARTE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.